Me gusta esta iniciativa Me gusta

Casi un siglo operando en el sector cárnico de España, desde Salamanca para el resto del país y el mundo, Cárnicas Iglesias, es una empresa familiar que apuesta por los más altos estándares de calidad para que sus productos sigan siendo un referente de buen sabor y tradición en cada una de las propuestas. El trabajo en equipo ha sido la dinámica constante que ha permitido que esta empresa prevalezca en el tiempo.

 

La historia de Cárnicas Iglesias se remonta a 1928 cuando un pequeño emprendimiento familiar decidió apostar por los productos más emblemáticos de la cocina española como los jamones, paletas, embuchados y embutidos, así como un amplio rango de presentaciones como loncheados o corte cuchillo. Con estas propuestas han ganado la confianza de distribuidores naciones e internacionales como Grupo Eroski, Plusfresc, E.leclerc, Carrefour, Caprabo, Condis, Ahorramás, Lupa, Auchan Retail, Euromadi, Unidi, Uvesco y mucho más.

 

Haber logrado un posicionamiento tan importante en el sector de alimentos se debe al esfuerzo y constancia que se ha mantenido de generación en generación, para ofrecer los mejores productos del mercado, abriendo siempre los horizontes del modelo de negocio para apoyarse en las nuevas tecnologías, así como en los aportes y nuevas visiones empresariales que se han ido sumando a lo largo de los años y que han permitido refrescar una idea que se mantiene vigente, un siglo después.

 

En Cárnicas Iglesias no solo se fabrican y empacan productos, lo que en realidad se vende es algo que representa la tradición, esos sabores que evocan al hogar, la familia, el reencuentro en la mesa, esos sentimientos que se pueden resumir en un plato que nos traslada de inmediato a la mejor época con las personas más especiales. Cuando se logra despertar esas sensaciones, todo el equipo de trabajo tiene la satisfacción de haber logrado su cometido.