Me gusta esta iniciativa Me gusta

Calidad, elegancia, innovación, sentimiento y evolución. Son los pilares sobre los que cinco familias apasionadas por el vino fundaron en 1890 la ‘Sociedad Vinícola de La Rioja Alta’. Hoy, sus descendientes siguen formando parte principal del accionariado y dirección de la bodega con idéntica ilusión y compromiso. En estas 128 vendimias, la permanente búsqueda de la excelencia ha llevado a esta emblemática casa a conjugar lo mejor de la sabia tradición enológica -fabricación propia de barricas de roble americano en su tonelería, trasiega artesanal, largas crianzas, etc.- con la más moderna tecnología elaboradora como refleja su apuesta decidida por el I+D+i o su sofisticado sistema de selección óptica de uvas.