Nuestra empresa es una pequeña empresa familiar, estamos presentes en el mercado desde el año 1963, somos la segunda generación, estando presente en la misma ya la tercera generación. Nos dedicamos a la fabricación de dulces artesanos manchegos y durante esta pandemia hemos dado la cara y seguimos dándola. Desde uno de los pueblos con más incidencia de la pandemia de Castilla-La Mancha seguimos trabajando y estamos dispuestos a dar la cara hasta el final, tenemos claro que es la única manera de salir de la situación, todos JUNTOS DANDO LA CARA

Me gusta esta iniciativa Me gusta